Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Cómo hacerle un mantenimiento al calentador de gas

Es un trabajo que se debería realizar periódicamente a todos los calentadores de gas, de esta manera se garantiza que funcione correctamente y se reparan fallas a tiempo antes que sea demasiado caro.

Muchas averías se pueden evitar si se corrigen a tiempo con un mantenimiento adecuado. Conoce cómo en pocos y sencillos pasos se puede hacer un mantenimiento preventivo al calentador de gas.

Ten en cuenta que si no sabes mucho de esto lo mejor es que contrates a un experto para que te haga el mantenimiento.

Pasos para realizar el mantenimiento al calentador del gas

Lo primero es que hagas listas y los puntos que vas a revisar, luego verás la manera en que lo harás. Recuerda que se debe hacer con el calentador apagado.

Considera:

  • Estado exterior del calentador. No quites la tapa.
  • Estado exterior quitando la tapa.
  • Laves de paso del agua.
  • Llave de caudal calentador.
  • Estado de baterías.
  • Limpieza del chiclé.
  • Estado salida de gases.
  • Llave de paso de gas.

Cómo hacerle un mantenimiento al calentador de gas

Comienza por revisar el estado del calentador sin quitar la tapa, busca fisuras roturas o fallos. Botones, tornillos entradas de agua y contactos electrónicos.

Quita la tapa y mira estos detalles:

  • Suciedad en el calentador, presencia de cenizas o humedad.
  • Estad de tornillos.
  • Fugas o gotas de agua.
  • Estado del cableado.

Ahora mira la llave de paso, cierra y abre varias veces y verifica que cumple la función. Pruébala con el grifo abierto.

Si ves que la llave tiene fallas lo mejor es considerar cambiarla, llama a un fontanero para esto para que te haga el cambio lo más pronto posible.

Revisa que las baterías aún tienen carga y no parecen sulfatadas, esto puede ser contraproducente y si se vomitan pueden averiar el calentador. Si te parecen muy viejas lo mejor es que las cambies.

La limpieza del chiclé se hace cuando la llama parece más naranja que azul esta limpieza lo mejor es que la hagas con un técnico y no tú mismo. Si agrandas el agujero puede dejar de funcionar o dañarse.

Cuidado con las partes con gas

Revisa el estado de la salida de los gases, esta es una parte importante en el calentador, especialmente cuando está dentro de la casa.

El gas es letal en concentraciones grandes. El tubo arriba del calentador es el que expulsa los gases de combustión. Confirma que está limpio y son obstrucciones internas.

A veces se pueden conseguir hasta nidos de pájaros en él ya que es una fuente de calor.

No dejes de revisar la válvula de paso del gas, esta es la válvula de la bombona que da paso a los calentadores. Prueba la llave, abre y cierra.

De este modo confirmas que tienes que cerrar la llave cuando salgas de casa y que de verdad están cerradas y no vayas a tener una sorpresa en casa.

Estos son los pasos para que hagas un mantenimiento sencillo. Decimos sencillos porque hay cosas que no podrás revisar y que incluyen tumbar el calentador, pero para eso hay que tener mucha más práctica y las herramientas para hacerlas.

Siempre te recomendamos que el mejor mantenimiento es el que hace un técnico especializado. Aunque estos pasos simples los puedes hacer tú, así confirmas que todo funciona correctamente.

Rating
4.6 / 5 ( 5 valoraciones, debes estas registrado para valorar)