Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

¿Cómo saber por qué no enciende el calentador de gas?

Hay varios tipos de calentadores de gas dentro del mercado de opciones, aunque ahora te vamos a describir un par de ellos para que tomen en cuenta al momento de usarlos. Ellos tienen en común que usan gas para calentar el agua.

Para el caso del calentador instantáneo el agua sale caliente tan pronto se abre el grifo y pone en marcha el calentador.

La gran mayoría de calentadores de gas tiene una llama piloto, un quemador y un bloque de seguridad y un intercambiador de calor rodeado por un conducto espiral que atraviesa el agua.

Cuando se abre la llave de agua caliente y está prendida la llama piloto se pone en marcha el quemador y el agua pasa por el bloque de seguridad, atraviesa el serpentín que rodea el intercambiador de calor, se calienta y al final sale el agua caliente por la ducha o por la llave en cuestión.

Asimismo el agua llega al quemador por medio del sistema de seguridad de la llama piloto y la válvula principal. Esta última se abre si la cantidad de agua que pasa por el bloque es suficiente, esto para evitar el sobrecalentamiento. Formando parte todo de un sistema de seguridad.

También hay un dispositivo de seguridad para la llama piloto, en el momento en el que se apaga corta la llega del gas y se evita que este escape, esto gracias a la presencia del termopar

Dentro de los nuevos calentadores de gas estos se adaptan de manera automática al quemador con la cantidad de agua que se usa, dependiendo de si se toma del grifo, de la ducha o del baño o la cocina.

Conociendo esto vamos a ver cómo se le hace mantenimiento básico al calentador.

Mantenimiento simple al calentador de agua

Comencemos, en la parte exterior la puedes limpiar con agua y jabón, la parte interior se debe limpiar, por recomendación nuestra una vez al año.

Comienza por quitar la caja protectora del calentador sacando los clips que la sujetan, dependiendo del modelo mira el manual de usuario.

Aunque para el mantenimiento anual el técnico especializado es el más ideal.

Ten cuidado con los productos que venden para limpiar que son corrosivos y pueden dañar el aparato así que ten mucha prudencia al momento de usarlos.

Cuando retires la caja de protección del aparato saca los mandos que están por lo general sujetos por un clip, quítalos y desmota la llegada de agua.

Desliza el serpentín que a lo mejor aún tiene agua y colócalo de modo que la llegada de agua quede hacia arriba. Ahora con un embudo y un tubo de caucho llena el serpentín con una solución descalcificadora.

Deje actuar por cinco minutos antes de vaciarlo. Enjuague con abundante agua y repite la operación con solución acida, reposa y enjuaga bien. Coloca de nuevo el serpentín

Averías comunes en el calentador instantáneo

Estas con las averías comunes que puedes encontrar en tu calentador instantáneo de gas.

El agua no calienta

Conducto de llegada sucio u obstruido.

Termopar defectuoso.

Válvula magnética defectuosa.

Agua no sale suficiente

Regulación de temperatura es baja.

Mucho sarro.

La solución es regularla más alta o descalcificar.

Llama piloto roja y no azul

Suciedad.

La solución es que un profesional la limpie.

Ya ves que las averías lo mejor es que las repare un técnico especializado, son equipos delicados que operan con gas y pueden resultar peligrosos. Opérelos con cuidado.

Rating
4.7 / 5 ( 7 valoraciones, debes estas registrado para valorar)